Feeds:
Entrades
Comentaris

Archive for 23/05/2015

EL COLECTIVO DE PERSONAS SORDAS Y LA COMUNICACION

La sordera es la imposibilidad o dificultad en diferentes grados de utilizar el sentido del oído, tanto total (cofosis), como parcial (hipoacusia). El nivel de pérdida auditiva, dependiendo del momento de aparición, tipo y grado, se puede clasificar en:

niveles de sordera

En los casos de Sordera Profunda y Sordera total o cofosis es cuando las personas sordas suelen utilizar la lengua de signos para comunicarse. En los grados inferiores se perciben pocos sonidos y estímulos auditivos fuertes. En los casos sordera prelocutiva (adquisición de la pérdida auditiva antes del desarrollo del lenguaje) aparece también un déficit en el acceso al lenguaje oral, y afectación del desarrollo lingüístico y comunicativo, pues la audición es la vía principal por la que se desarrolla el lenguaje y el habla (ver: En qué idioma piensan los sordos?). Las causas y las afectaciones internas de la sordera son muy heterogéneas.

William C. Stokoe en 1960 propuso abordar la sordera desde un punto de vista antropológico, ya que un colectivo de personas sordas que se comunican entre sí por medio de una lengua de signos puede ser considerado una comunidad lingüística minoritaria, con una cultura propia, creencias, valores y producciones culturales que traten sobre las experiencias de este colectivo. (Ver: Oviedo, A)

El vínculo que las personas de la Comunidad Sorda tienen entre ellas suele ser muy fuerte por el aislamiento social con respecto a los oyentes, provocado por las barreras lingüísticas. Sus valores culturales y lingüísticos están construidos en torno a la lengua de signos. Las personas sordas se definen a sí mismas como personas sordas signantes (utilizan lengua de signos para comunicarse), pero dentro de este colectivo encontramos oyentes que pueden comunicarse con personas sordas usando la lengua de signos; personas sordas implantadas, que utilizan un implante coclear; y personas sordas oralistas que usan lengua de signos (aunque no suele ser su lengua vehicular, por lo que no suelen sentirse parte de este colectivo).

Las lenguas de signos pueden combinarse con otros medios, creándose una serie de sistemas “artificiales” creados expresamente con objetivos comunicativos y/o terapéuticos, de cara a la comunicación con personas oralistas. Por ejemplo, la comunicación bimodal, que acompaña la lengua de signos con el habla como lengua vehicular; el sistema dactilológico (alfabetos manuales para deletrear nombres propios o términos concretos que no tienen correspondencia con un signo); el Método Rochester (uso del sistema dactilológico con el habla), la lectura labio-facial, etc…

LAS LENGUAS DE SIGNOS

A lo largo del tiempo, la necesidad de comunicarse entre personas que no podían utilizar el habla dio lugar a la incorporación natural de las lenguas de signos como respuesta creativa a dicha limitación sensorial. Se trata de una lengua natural de carácter visual, espacial, gestual y manual en cuya conformación intervienen factores históricos, culturales, lingüísticos y sociales, por lo que no es universal, y puede ser utilizada como canal de comunicación entre cualquier persona que conozca dicha lengua, independientemente de si padece sordera.

Las lenguas de signos (LS) no son simples representaciones pictóricas de la realidad externa. Las personas que no las conocen pueden interpretar algunos movimientos icónicos, pero la gran mayoría de signos no lo son, y las LS emplean distintos signos, diferentes reglas de formación de signos y de estructura de la oración. Por ello, existen muchas LS en todo el mundo, y cada país posee una o incluso varias, debido al cambio lingüístico. A pesar de estar muchos años marginadas y limitadas al uso personal, se han mantenido vivas, y no son incompletas o inferiores a las lenguas orales.

Además de las variaciones entre los diferentes países con culturas y costumbres totalmente diferentes que dificultan el correcto entendimiento, también existen variaciones locales y regionales. El caso de España es perfecto para reflejar esto. Actualmente existen dos lenguas de signos en el territorio español: la lengua de signos española y la lengua de signos catalana en Cataluña, pero éstas mismas tienen variaciones regionales en Galicia, Asturias, el País Vasco e incluso en algunas zonas de Andalucía (como en Granada). Estas diferencias respecto a la LSE son un poco más destacadas que en otras zonas, disminuyendo un 10-30% la comprensión entre la lengua estándar y la variación.

spain

(Color amarillo: Lengua de Signos española, color rojo-anaranjado: lengua de signos catalana otros colores: variaciones de dichas lenguas)

No obstante, las diferencias más abismales aparecen al cambiar de país o continente y, por tanto, de cultura. Los elementos culturales de cada zona se ven firmemente arraigados a los signos y gestos utilizados por los hablantes. Por poner un ejemplo muy claro, la manera en que los franceses, los americanos y los japoneses dicen “buenos días” es completamente diferente:

buenos dias

Esto muestra uno de los problemas más importantes a la hora de la comunicación entre personas usuarias de diferentes LS: hablar con una persona perteneciente a otra cultura implica que los signos pueden ser muy distintos, y que lo más probable es que los interlocutores no se entiendan y haya malentendidos.

Otra de las características de las LS es que disponen de una gramática propia. Aquí ya no solo entra en juego el vocabulario, que puede diferir mucho entre diferentes lenguas, sino que añadimos el hecho de que, empezando por lo más básico, el orden de las palabras cambia. Si comparamos la LSE con la lengua de signos americana (ASL) se puede entender el concepto: mientras la estructura básica de la LSE es (Tiempo) – Sujeto – Objeto – Verbo, en la ASL es (Tiempo) – Sujeto – Verbo – Objeto. Aunque no es un gran cambio, en el caso de contacto entre lenguas muy diferentes esto puede convertirse en un gran problema, no solo en la comunicación entre LS sino también en la traducción oral, ya que podría perder el sentido si se sigue el orden original. A pesar de esto, como todos los colectivos sociales, las personas sordas necesitan comunicarse y existen diferentes opciones para solventar este problema (ver: LSE. Gramática de la lengua de signos. Nociones básicas).

Las organizaciones tanto a nivel tanto estatal como internacional (como la CNSE) que representan al colectivo de los sordos organizan diferentes encuentros internacionales, con la consecuente concentración de muchas personas de diferentes nacionalidades que usan diferentes LS, lo que llevo a la creación de “sistemas” para solventar las necesidades de comunicación en estos eventos. En el primer Congreso Mundial de Sordos (Roma, 1951) quedó patente su necesidad, creándose el Sistema Gestuno (del inglés “gest”, y siglas de la United Nations Organisation “UNO”), pero era considerado demasiado artificial, ya que no incluía gramática, imprescindible para la comunicación en LS.

ls no internacionales

Actualmente, se utiliza el llamado Sistema Internacional de Signos (SSI), una versión más actualizada del gestuno, con la misma finalidad y mismo ámbito de uso, y que incluía algunas nociones de gramática y signos icónicos (más fáciles de entender y aprender). Aun así, los usuarios tienden a utilizar la gramática de sus propias lenguas, creando malentendidos, y la forma de utilizarlo depende del nivel lingüístico de los usuarios. Es un sistema totalmente vivo y en constante expansión que busca la economía del lenguaje, reciclándose en los eventos en los que es utilizado.

Fuera de este entorno, en la interacción diaria entre diferentes lenguas (del tipo que sean), se producen adaptaciones comunicativas de forma natural que se conocen como pidgin, y que dan como resultado la combinación de características de las dos lenguas que entran en contacto. Ninguno de los hablantes usa de forma completa su lengua nativa, sino una forma mixta que recoge diferentes características de ambas (como estructura, vocabulario, determinadas producciones orales, etc.). No existen reglas específicas para su uso, y su propósito es únicamente comunicativo (ver: Valmaseda, M).

Marian Valmaseda, especialista en discapacidad auditiva, opina que la facilidad de comunicación por este método dependerá de la cercanía lingüística y cultural de las lenguas involucradas; de las características personales (ej. la expresividad); y fundamentalmente del mensaje y del grado de complejidad del discurso como algo fundamental en el entendimiento.

Actualmente en el día a día, para facilitar los encuentros entre personas de diferentes nacionalidades, se está imponiendo el uso de un lenguaje internacional. Si en el caso de lengua oral éste tiende a ser el inglés, en la lengua de signos la lengua de referencia suele ser la americana.

Como última opción, se puede recurrir a un intérprete de lengua de signos, tanto en las interacciones entre personas sordas y oralistas, como entre personas sordas de diferentes nacionalidades. Su trabajo consiste en intentar que la experiencia comunicativa sea lo más completa posible, habiendo de transmitir los mensajes con la mayor exactitud posible, incluyendo los matices de sentimientos, su actitud, etc. Además de un buen conocimiento de ambas lenguas. La fluidez necesaria para interpretar es un aprendizaje a lo largo de toda la vida. La objetividad, flexibilidad, buen criterio y confidencialidad han de estar siempre presentes.

Según Marta Llopis, Intérprete de Lengua de Signos, este tipo de carrera es muy poco conocida, aunque la figura de los intérpretes se va haciendo cada vez más conocida. También opina que para una persona que usa comunicación oral el aprendizaje de una lengua de signos es muy complicado, ya que se ha de entrenar la mente a pensar visualmente y eso no es fácil para la gente que está acostumbrada simplemente a hablar: lo que a los hablantes nos resulta tan fácil como pronunciar una palabra, para un sordo va más allá, ya que ha de conocer el significado de la palabra y encontrar una descripción en signos o un signo para designarlo. En ocasiones se llega a un acuerdo entre los hablantes, y otras veces es un signo consensuado entre la Comunidad Sorda. En España, la oferta actual de formación de intérpretes de lenguas de signos (ILS) a nivel universitario es muy limitada, y es necesario tener en cuenta el tipo de LS que se aprende según la región.

CONCLUSIONES:

La Comunidad Sorda es un claro ejemplo de interculturalidad, no sólo por la variedad de personas que lo conforman, sino también en la comunicación con el resto de la sociedad y las personas oralistas. Este colectivo posee una cultura determinada y única, creada y transmitida a través de diferentes grupos que usan una determinada lengua de signos.

La interacción entre grupos de estas características conlleva a consecuencias derivadas de la interculturalidad: la existencia de intérpretes de lengua de signos muestra la existencia de un problema real de comunicación, así como la creación de diferentes sistemas de comunicación de cara a las lenguas orales y la aparición natural de los pidgin en la interacción son ejemplos de esto, lo que muestra la gran diversidad de las lenguas de signos, y la evolución natural de la comunicación entre ellas, al igual que en el encuentro entre diferentes culturas.

AGRADECIMIENTOS:

Nuestro agradecimiento a Marian Valmaseda, Marta Llopis, al Centro de Normalización Lingüística de la Lengua de Signos Española (CNLSE) y la Federación Española de Interpretes de Lengua de Signos y Traductores-Interpretes (FILSE) por su asesoramiento para este trabajo.

BIBLIOGRAFIA:

“Lenguas en contacto” (2008) URL: http://signapuntes.8forum.info/t49-lenguas-en-contacto-pidgin-criollo-koine [Consultado el 19/05/2015].

Lengua de signos. Gestuno” (2008) URL: http://signapuntes.8forum.info/t50-gestuno [Consultado el 19/05/2015].

Read Full Post »

Introducción

El objetivo de nuestro trabajo es tratar de comprender y analizar la corriente artística  denominada Japonismo: cómo surgió a mediados del siglo XIX, cómo se dio a conocer en occidente, sobre todo en Francia e Inglaterra, y cómo su influencia afectó a los diversos artistas de la época, los cuales trataron de plasmar esta fascinación por el arte japonés en sus obras

Tratamos también de analizar la evolución de esta corriente artística y como mantiene su influencia en la actualidad en diversos temas del ámbito cultural, como puede ser la moda, pintura o incluso en la música.

Para tratar de encontrar respuesta a todas estas preguntas hemos llevado a cabo un ejercicio de investigación y análisis sobre diversos libros, artículos y conferencias sobre el tema a través de las cuales podemos adquirir un conocimiento más profundo del mismo.

Orígenes de la influencia

Se denomina japonismo la fascinación de lo japonés, plasmada mayoritariamente en las artes plásticas y otras manifestaciones artísticas posteriores. Esta forma de inspiración hacia lo japonés tuvo su origen en un tratado comercial de 1856 que permitía el comercio entre Francia y un Japón a las puertas de la la Era Meiji.

Ilustración 1 y 2. Ukiyo-e de Hiroshige.. Vincent van Gogh, El Puente en la Lluvia, 1887. Óleo.

Ilustración 1 y 2Ukiyo-e de Hiroshige.Vincent van Gogh, El Puente en la Lluvia, 1887. Óleo. Fuente: elaboración propia.

Este comercio acercó a occidente las estampas xilográficas del Ukiyo-e Hanga que mostraban situaciones cotidianas de la vida en Japón. Estas obras empezaron a ser impresas masivamente y llegaron a muchos artistas de la época, permitiéndoles conocer otra forma de representar la realidad: figuras planas, márgenes bien definidos, colores vivos, nuevas composiciones, técnicas… Algo nunca visto en la época y que los cautivó. A pesar de que un siglo atrás ya se podían encontrar algunas (y escasas) estampas japonesas en las clases pudientes, este auge hizo llegar este pequeño trozo de la cultura japonesa a las clases populares occidentales.

El japonismo germinó gracias al Ukiyo-e y trajo consigo una nueva visión artística que inspiro las nuevas vanguardias de final de siglo: el impresionismo, el post-impresionismo, el fauvismo y su gran manifestación en el Art Noveau. El núcleo físico de este fenómeno fue Francia en general y París en concreto: los coleccionistas más famosos y populares adquirían numerosas estampas japonesas y las exhibían por todo el territorio; incluso fueron uno de los atractivos principales de la Exposición Universal de Paris en 1899.

A través de las colecciones llegaron a los primeros artistas y nacieron las primeras obras influenciadas por el japonismo. Uno de los casos más tempranos y más claros fue Van Gogh que llegó incluso a hacer copias fieles de estampas que conocía. A partir de ese momento desarrolló su propio estilo claramente influenciado y que podemos apreciar en todas sus obras. Otros famosos pintores influenciados por este estilo fueron Monet, Toulousse Lautrec y Alphonse Mucha.

 Análisis y ejemplos de algunas obras inspiradas por el japonismo

Ilustración 3 y 4: El balcón, James McNeill Wisthler, 1867- 1868, 62.1 x 32.15 cm. Kiyonaga Toorii, tríptico original de un restaurante de Yamabushi, fecha desconocida, 33 x 25 cm, sobre madera en colores, colección Koshiro Mitsuno. Fuente: elaboración propia.

Ilustración 3 y 4: El balcón, James McNeill Wisthler, 1867- 1868, 62.1 x 32.15 cm. Kiyonaga Toorii, tríptico original de un restaurante de Yamabushi, fecha desconocida, 33 x 25 cm, colección Koshiro Mitsuno. Fuente: elaboración propia.

Unos de los autores que mas importantes fue Mcneill Wisthler. En 1865 Mcneill deseaba ser discípulo de Jean Dominique Ingres, por lo que se propuso empezar una serie de pinturas sobre mujeres y flores con tema musical. Tanto la temática, como la disposición de las figuras son similares. El espacio es un balcón, en el aparecen varias figuras femeninas descansando y una de ellas está tocando un instrumento musical. Los ropajes son muy similares a los kimonos del cuadro de Kiyonaga Yoori y en ambas hay elementos repetidos como los vasos del suelo, o el abanico.

lustración 5 y 6: Diván Japonais, Henrik Tolouse Lautrec, 1893-1894, cartel para el club Diván Japonais. Geisha in the northen quarter, Kitag fecha desconocida. Fuente: elaboración propia.

lustración 5 y 6: Diván Japonais, Henrik Tolouse Lautrec, 1893-1894, cartel para el club Diván Japonais. Geisha in the northen quarter, Kitag,  fecha desconocida. Fuente: elaboración propia.

Otro autor fue Henri de Toulousse Lautrec. Tal y como se ve en la foto, el arte japonés influyo en esta foto. Ello se puede ver en el tratamiento del movimiento de la figura central, Jane Avril, bailarina del Moulin Rouge y amiga del autor; muy similar a la figura de la mujer de la derecha. Pero la real influencia está en las líneas compositivas diagonales y en el corte repentino de las figuras por los bordes.

Pierre Auguste Renoir pinto este cuadro en una etapa de transición en su vida en el que aposto por un estilo nuevo: El

Ilustración 7 y 8: Paraguas, Auguste Renoir, 1881-1883, 182 x 116 cm, The National Gallery, Londres. Inspirado en Paraguas, Hokusai Katsushika, extracto de la colección Mangwa,  fecha desconocida, 18 x 12.5 cm.  Utamaro, Ukiyo-e. Fuente: elaboración propia.

Ilustración 7 y 8: Paraguas, Auguste Renoir, 1881-1883, 182 x 116 cm, The National Gallery, Londres. Inspirado en Paraguas, Hokusai Katsushika, extracto de la colección Mangwa, fecha desconocida, 18 x 12.5 cm, Ukiyo-e. Fuente: elaboración propia.

Japonismo. Uno de los pintores que más le influenció fue Hokusai. Tal y como vemos en la imagen, la temática de ambos cuadros es la misma. Reflejan el momento en el que empieza a llover y la gente abre sus paraguas. Pero el real parecido está en la distribución de las figuras en el espacio. En el de Hokusai, vemos una distinción entre campesinos (figuras de arriba), desprovistos de paraguas y con ropajes humildes; y los que viven en la ciudad (figuras de abajo)provistos de paraguas y con ropajes y calzado más elaborados. En el de Renoir, el autor ha querido plasmar lo mismo, hay una diferencia entre burgueses y la figura central femenina, una costurera de origen humilde desprovista de paraguas.

 El famoso cuadro de Hokusai representa una doble influencia: ha sido influido y ha influido. Por una parte fue influido por la perspectiva que  llego de la mano de grabados que portaban comerciantes occidentales a Japón, anteriormente, las obras japonesas carecían de esta. Por otra parte, a la muerte del autor, se realizaron miles de copias que llegaron a coleccionistas europeos, lo cual revoluciono el mundo de la estampa occidental. Por lo que, este cuadro recibió influencia a la vez que influyo en el arte occidental.Esta influencia se puede ver en el cuadro de Vicent Van Gogh tanto en los tonos azules como en la temática.

Ilustración 9 y 10: La gran ola, Hokusai. Cuadro con temática marina, Van Gogh

Ilustración 9 y 10: La gran ola kanagawa, Hokusai, extraído de 36 vitas el monte Fuji, 1830, 25 x 37 cm, Ukiyo-e. Les Saintes Maries de la Mer, Van Gogh, 1888, 51 x 64 cm, Museo Nacional de Amsterdan. Fuente: elaboración propia.

El japonismo actual

El japonismo actual o también llamado neo-japonismo hace referencia a  todo aquello que de alguna u otra forma nos acerca a la cultura japonesa de hoy. Son distintas las manifestaciones que podemos encontrar y reconocer, que a diferencia de años pasados muestran que la influencia japonesa en nuestra sociedad ha cambiado.

Ahora Japón es un país que exporta cultura. Vemos por ejemplo, que desde los años noventa  ha habido un gran boom de animes, mangas y videojuegos. Este mundo es cada vez más actual y  ha logrado acercar culturas y formas de pensamiento. Hoy en día existe una gran aceptación hacia todo lo que refiere a la cultura japonesa ya que internet y otros medios de comunicación  han contribuido a este gran proceso de asimilación cultural.

Un ejemplo se puede ver en los primeros animes que llegan a España como “Heidi” o “Marco”, de temática europea y más clásica. A continuación,  en los años 90 podemos ver una segunda generación de series como “Dragón Ball” que provocaron el boom de la animación japonesa en España. El gusto y la afición por estos animes han dado origen a los Otaku. (お宅).

Logo Quicksilver Fuente: Fashion kid  http://fashion-kid.net/quiksilver-logo-png.html

Logo Quicksilver
Fuente: Fashion kid

En la actualidad la influencia del modelo japonés va desde cadenas como “Muji”, cuyos productos son la versión moderna del arte popular japonés basado en un planteamiento sencillo, minimalista, donde se utilizan la madera, colores sencillos, hasta encontrar por ejemplo zapatos de tipo japonés en tiendas tan conocidas como Camper; hasta la marca de ropa “Quiksilver”, que creó su logo empresarial inspirado en el cuadro de La gran ola de Hokusai.

Por otra parte tenemos la afición denominada cosplay, que consiste en vestirse como los personajes de manga, esto es parte de la industria cultural que promueve el Japón y que ha hecho posible que nos encontremos más cerca a este país mediante la vestimenta. También han surgido modas como el estilo Kawaii o el visual que tienen mucha repercusión en las subculturas de los jóvenes españoles.

Todo en su conjunto nos muestra que hemos pasado de asimilar la cultura japonesa mediante el mundo intelectual a hacerlo desde el mundo comercial.

Reflexion sobre el japonismo

Se observan en el análisis de obras, diferentes formas de influenciarse por el japonismo: con la temática, con la técnica, con el formato, con la copia etc. Además vemos una gran evolución desde los primeros contactos con el Ukiyo-e hasta la actualidad, cada individuo o institución ha hecho su interpretación del japonismo y eso se refleja en las diferentes variantes que han ido apareciendo y evolucionando. Actualmente,  ya no solo son las clases altas (como en el siglo XVII) las que pueden acceder al mundo japonés, ahora el público al que se dirige es variado y no entiende de clases. En la actualidad vemos también que, el japonismo artístico has sido eclipsado por un japonismo más popular y comercial, y que gracias a esto se ha expandido más. Además el japonismo ha derivado en muchos subtemas como es la moda, los productos e incluso la forma de vida de muchas personas.

Bibliografía

  • Almazán Tomas, David (2010). “Japonismo Y Arte Chino Contemporáneo” y “Japonismo: La seducción del arte japonés”. [Soporte DVD]. Ciclo de conferencias en: Casa Asia, Barcelona, 19-05-10. Universidad de Zaragoza.
  • Colaboradores de Wikipedia (2014). “Shin-hanga”. Wikipedia, la enciclopedia libre. [Soporte web]. Disponible en: http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Shin-hanga&oldid=78129530
  • Fernández del Campo, Eva (2001). “Las fuentes y lugares del «Japonismo»”. Anales de Historia del Arte,  II: 329-356.
  • Martinez, Damià (2008). “Estampas japonesas: imágenes de un mundo efímero”. Biblioteca nacional de Francia. Barcelona. [Exposición: 16 de junio hasta el 14 septiembre de 2008, La Pedrera, Passeig de Gràcia, 92], Fundación Caixa Catalunya. Recuperada en: http://expositions.bnf.fr/japonaises/expo/flottant/index.htm .
  • Obregon, Gonzalo. (1964). “Influencia Y Contrainfluencia Del Arte Oriental En Nueva España.” Historia Mexicana 14 (2): 292-302.
  • The Lavenberg Collection of Japanese Prints (2015). “A Very Brief Introduction to Ukiyo-E, Shin Hanga and Sōsaku Hanga”  [Soporte web] Disponible en: http://www.myjapanesehanga.com/home/articles/print-genres—ukiyo-e-shin-hanga-sosaku-hanga .
  • Yamada, Chisaburoh F. (1977). “Japon et occident: deux siècles d’échanges artistiques”, Biblioteca de arte. Paris. pp. 15-200.

 

Read Full Post »

  1.   Introducción: Presentación del cristianismo en Corea y las religiones autóctonas.

j

  • Breve Presentación del Cristianismo en Corea

A diferencia de otros países asiáticos como China o Japón, en los que el porcentaje de cristianos nunca ha llegado a ser

Retrato de Sun Myung Moon

Retrato de Sun Myung Moon, fundador de una de estas nuevas religiones en 1954, bajo el nombre de Iglesia de la Unificación. Famosa por celebrar casamientos en masa. Se basa en las escrituras de su fundador, de carácter pseudo-cristiano.

muy alto, en Corea, el cristianismo ha tenido una gran acogida a lo largo de la historia que persiste en la actualidad.

En 1964 el gobierno de Corea calculó que tan solo 3,5 millones de habitantes, del total de 28,2 millones, profesaban alguna religión específica. Sin embargo, de finales de la década de los sesenta hasta finales de la de los noventa, la población autodenominada como budistas o cristianos creció rápidamente. En acabar el s.XX, cifras del gobierno así como

encuestas Gallup, determinaron que más de uno, por cada dos coreanos, se consideraba a sí mismo religioso.

En 2005 un censo del gobierno confirmó este cambio dramático, en el se reflejaba que el 53% de la población coreana procesaba alguna religión. En este 53%, el 23% eran budistas, mientras que el 29% restante se dividían entre católicos (11%, 5’3 millones de habitantes) y protestantes (18%, 8’9 millones de habitantes). El medio millón restante eran miembros de pequeñas comunidades religiosas confucionistas o procesaban nuevas religiones coreanas como el won budismo. La practica del chamanismo no aparece en el censo ya que el gobierno lo considera un parte de la tradición cultural coreana y no una religión (Baker, 2008).

j

  • Breve Descripción de las religiones autóctonas

Tradicionalmente el territorio coreano acogía como creencia espiritual principal el chamanismo, basado en la práctica de ritos y preservado mediante la tradición oral.

Además del chamanismo, provenientes de China, habían llegado tres corrientes de enseñanza que no podrían describirse plenamente como religiones ya que mantenían un estrecho contacto con otras disciplinas como la filosofía. Estas tres eran el budismo, el confucionismo y el taoísmo (Baker, 2008).

j

         2.    Aparición y diseminación de la religión cristiana

j

Como ya hemos comentado, previas a la entrada de la religión cristiana en Corea, encontramos otras religiones. Los coreanos buscaban refugio en estas religiones y pedían ayuda a monjes, chamanes o estudiosos que les aconsejaran sobre qué hacer para solucionar sus problemas. Sin embargo, la tradición coreana partía de la suposición que el ser humano era bondadoso, y por lo tanto, resultaba frustrante fallar en el intento de seguir las ordenanzas de los maestros espirituales, pues demostraba las imperfecciones en uno mismo y acentuaba más la inalcanzabilidad de la perfección del comportamiento que estas religiones predicaban.

Con la llegada del cristianismo poco a poco se produciría un cambio cultural que llevaría a los adeptos a abandonar la búsqueda de la sabiduría, que anunciaban las religiones tradicionales como el budismo, y centrarse en la búsqueda de la santidad a través de la obediencia a Dios. Además el cristianismo respondería  a la pregunta de la imperfección humana, ligándola a la idea del pecado original, y dando solución a esta a través del culto y la adoración (Baker, 2008).

j

  • Catolicismo Romano en Corea
Retrato de TaejoYi Seong-gye

Retrato de TaejoYi Seong-gye, fundador de la dinastía Choson.

El catolicismo se introdujo en el siglo XVIII en Corea, procedente de China, de la mano de coreanos enviados a Beijing que regresaron con textos religiosos y comenzaron a tener interés por la religión cristiana. Introducido durante la dinastía Choson, que en su fundación se proclamó neo-confuciana, el cristianismo no recibió oposición en sus inicios. Sin embargo a medida que se fueron creando comunidades que profesaban esta misma fe, el gobierno del reino empezó una represión contra ellos (Baker, 2008), no solo por la desestabilización que representaban para el estado confuciano, sino por el descontento general que se tenía de cualquier cosa de procedencia occidental (Park, 2003).

La adopción del catolicismo se dio, irónicamente, para poder ser mejores confucionistas. Ya que en las enseñanzas cristianas se daba respuesta, como ya hemos comentado, a la fragilidad de la moralidad humana y se prometía un método para solucionarla. En la década de 1780 estos coreanos se unieron a la Iglesia Romana Católica, una institución religiosa de proporciones y características jamás vistas por los coreanos y que permitía afiliarse a ella bajo la etiqueta de católico, abandonando cualquier otra confesión, y adoptando un nuevo código moral, que dejaba por debajo los mandamientos  del rey o los oficiales.

En 1801 el gobierno Choson inició la persecución contra los cristianos y esto llevó, por lo tanto, a los conversos cristianos a refugiarse en pueblos aislados dónde todos los residentes serían católicos. Llevaría al catolicismo casi un siglo, superar los efectos de esta persecución (Baker, 2008).

j

  • Protestantismo en Corea

Durante la década de 1880 empezaron a llegar a Corea los primeros misioneros protestantes, el primer de cuyos fue,

Horace Newton Allen

Retrato de Horace Allen.

Horace Allen (1858-1932), presentado al gobierno Choson como un doctor norte americano en vez de un predicador. Cosa que le propició la oportunidad de establecer lazos con la poderosa familia de los Min, al tratar a uno de sus integrantes.

Estos lazos le permitieron abrir el primer hospital de medicina occidental el 1885 en la capital, Seúl. El año siguiente misioneros protestantes de la corriente metodista abrirían la primera escuela de formación exclusivamente femenina. Con el transcurso de los años se crearían numerosos centros médicos, escolares y orfanatos que agudizarían la relevancia de los protestantes en la sociedad coreana. Por otro lado el gobierno permitiría esta presencia al verse de igual modo beneficiado con estas estructuras.

A finales del siglo veinte, sin embargo, había menos de 20.000 misioneros cristianos en la península coreana, con una población de al menos 11 millones. De entre ellos, los católicos doblaban en número a los misioneros cristianos.

En 1905 Corea se convierte en protectorado japonés. Dos años después, en 1907, los protestantes organizan una serie de reuniones poda la península, llamados avivamientos, en los que predican que Corea está pasando por la vergüenza de la invasión porque ha pecado como país en la fe. Estas reuniones tendrán un enorme éxito y unirán a un gran número de coreanos a las iglesias protestantes.

Mapa del Imperio japonés

Mapa del Imperio japonés y sus diferentes expansiones.

En el año 1910 Japón firmara un contracto con Corea que la definirá como parte del imperio japonés, para ese entonces ya habrá más de 140.000 protestantes (en su mayoría presbiterianos y metodistas), casi el doble de miembros que tendrá la comunidad católica (Baker, 2008).

Las iglesias serán para los coreanos un punto de reunión, una comunidad y sobretodo un importante núcleo de discusión y dialogo político (Baker, 2008). En 1919, después del movimiento del uno de marzo, la iglesia a causa de la persecución que recibirá por parte del gobierno japonés, dejara de crecer tan rápido como hasta el momento, y con el tiempo, mantendrá tan solo un crecimiento estable hasta principios de la década de los cuarenta (Park, 2003).

En 1930, a pesar de todo, los protestantes serán la comunidad religiosa más grande de Corea, pasando por delante de budistas con un margen considerable. Esto será gracias, entre otras cosas, al enorme financiamiento que recibirán las iglesias protestantes por parte de los Estados Unidos y la Commonwealth británica. Fondos mucho mayores que los que recibirán los católicos. También influirá el gran número de pastores y predicadores entrenados, propiamente coreanos, que presentaran la religión al pueblo coreano de forma que parezca algo más cercano y local. Se calcula que en 1916 había 38 pastores protestantes por cada sacerdote católico. Consiguientemente el número de iglesias protestantes era también

Primeros versículos del Evangelio de Juan

Primeros versículos del Evangelio de Juan pertenecientes a una Biblia publicada en 1993 en Seúl.

mayor.

También se trataba de una estrategia de acercamiento el hecho que los protestantes, al contrario que los católicos, realizaran los actos litúrgicos en la lengua coreana, como también tradujeron la biblia. Esto hacía que el protestantismo fuera mucho más atractivo también que las antiguas religiones-filosofías tradicionales, que no solo usaban el chino clásico (confucianismo y budismo) y el sánscrito (budismo) en sus textos, sino que estos mismos se extendían en múltiples volúmenes de miles de páginas, muchas veces pertenecientes a diferentes corrientes de un mismo pensamiento que se contradecían entre sí (Baker, 2008).

j

         3.     El boom del cristianismo: De 1945 a la década de 1980*

j

En los inicios de la década de los cuarenta la cantidad de creyentes cristianos era de 400.000, que en la población de 24 millones representaba tan solo un 3% de la población.

En 1945 Japón fue expulsado de Corea por americanos y rusos, fuerzas occidentales combatientes en la segunda guerra mundial. La división en 1948 de Corea, al norte comunista y al sur capitalista (bajo el gobierno del metodista Syngman Rhee), trajo consigo varios movimientos de emigración de los pueblos del norte al sur, donde hubiera menos tensión política. En 1950 se inició en Corea una guerra civil que duraría hasta 1953 y dejaría  los supervivientes con un gran sentimiento de comunidad, después de haber sido gran parte de los pueblos coreanos, destruidos.

Proceso de urbanización en Seúl

Proceso de urbanización en Seúl de la década de los sesenta a los dos mil.

En la década de 1960 Corea del Sur entró en un proceso de rápida industrialización y urbanización que llevó a la gente de pueblos y granjas a grandes ciudades y fábricas. La seguridad que una vez habían podido proporcionar las asociaciones rurales y las amistades se perdieron en las nuevas ciudades superpobladas. Para recuperar este sentimiento de comunidad muchos coreanos se unieron a grupos religiosos y así restablecer redes de contacto, apoyo, amistades y asociaciones.

El razonamiento detrás de que escogieran para ello los grupos Protestantes, razón por la cual el protestantismo, y en consecuencia el cristianismo, es actualmente la fuerza dominante en la realidad religiosa coreana actual es diversa.

Una de las principales razones es la necesidad. Acabada la guerra hubo una época de escasez, propia de cualquier guerra, donde los recursos destruidos han dejado pocos recursos para el consumo y en consecuencia hay necesidad de ellos. En esta situación encontraron una gran ventaja las iglesias protestantes que proveían a la población de provisiones así como distribuían capital monetario y bienes. Además en su gran red de hospitales podían ofrecer ayuda sanitaria a los heridos por poco o ningún cargo.

Las iglesias protestantes eran también más visibles en sus construcciones y su presencia en la radio, escuelas, orfanatos y hospitales era mayor que la de las demás confesiones. En la década de 1980 se establecían en Corea del Sur cada día seis iglesias. Este crecimiento explosivo continuó hasta 1979 gracias a la toma de parte de las organizaciones protestantes en la defensa de los derechos humanos, la justicia social, la democratización del gobierno, etc. Que dieron muy buena

Congregados de una iglesia protestante en Seul.

Congregados de una iglesia protestante en Seul.

imagen pública a las iglesias protestantes

Como podemos comprobar, el cristianismo en Corea del Sur sigue constituyendo una de las congregaciones más grandes que encontramos en todo el mundo asiático. Es además un claro ejemplo del contacto de tradiciones culturales que identificamos con las ideas de oriente y occidente y cómo ambas se han amoldado para crear este producto final.

Tanto coreanos adoptando la fe, como misioneros a través de su obra de apostolado y su trabajo en el establecimiento de instituciones han ido moldeando, con la ayuda de la historia una nueva fe, un encuentro intercultural muestra del dinamismo de la sociedad coreana.

j

j

j

Vídeo sobre el cristianismo en Corea del Sur. Dirigido por Luke Yarabe y Teng-Kuan Ng como proyecto final para el VES 188c: Postwar Korea Seen Throught Film. Harvard University (2013).

j


*Indicación temporal usada en: Chung-Shin, Park (2003) Protestantism and Politics in Korea. University of Washington Press, The Growth of Protestantism – History and Meaning (pp. 13-49). Seattle.

  • Bibliografía:

Baker, Dan (2008) Korean Spirituality. United States of America: University of Hawaii Press.

Christianity in Korea. (2013). New World Encyclopedia. [Recuperado el: 26/04/15] URL: http://www.newworldencyclopedia.org/p/index.php?title=Christianity_in_Korea&oldid=969339.

Chung-Shin, Park (2003) Protestantism and Politics in Korea. University of Washington Press, The Growth of Protestantism – History and Meaning (pp. 13-49). Seattle.

Clark, N. Donald.Rethinking Our Notions of “Asia” CHRISTIANITY in Modern Korea (pp. 35-39). [Recuperado el: 24/04/15] URL: https://www.asian-studies.org/eaa/Clark-Korea.pdf  

j

Read Full Post »

Ai_Ki_Dosktop_by_Fire_vel_Aeyne

L’Aikido és una art marcial japonesa classificada com gendai budo, la qual va ser creada a principis del segle XX per Morihei Ueshiba.

Aikido-Blog

Il·lustració dels caràcters del mot “Aikido”.

La paraula en japonès està composta per tres caràcters que representen tres conceptes fonamentals: Ai (合), significa la unió o l’harmonia, parla de la relació que has de tenir amb els elements que composen un tot; Ki (気), representa l’energia, fa referència al cos, la ment i l’esperit que ens mouen com a persones; Do (道), és el camí, la responsabilitat que assumim al seguir una direcció en concret.

Per tant, si ajuntem tots aquests signes ho podem traduir com: Aikido, camí per l’harmonia de la energia.

L’imaginari que els “occidentals” tenen sobre l’Aikido té molta relació amb el discurs de l’Orientalisme. En aquest, l’obra d’Edward Saïd, Orientalism (1977) suposà un gir copernicà en com concebíem i havíem concebut l’“Orient” fins ara.

En el context de la colonització o imperialisme Europeu es va construir el discurs de l’orientalisme. Aquest ens permet interioritzar una sèrie de valors del què nosaltres considerem que és l’altre però que tanmateix no es corresponen amb la realitat, sinó amb el que nosaltres neguem o considerem que no som, atribuint aquestes categories a un “altre”, Orient. “l’Orient va ser orientalitzat no només perquè s’havia descobert que era ‘oriental’ en tot el que és considerat com lloc comú entre els europeus del segle XIX, sinó perquè podia ser –és a dir, se’l podia sotmetre a ser- convertit en oriental”[1]

Veiem que Edward Saïd en la cita anterior parla de submissió d’Orient sota Occident, perquè això es doni cal que hi hagi una  situació de desigualtat de poder, de superioritat d’Occident respecte Orient (cosa que passava en el context  on va sorgir, la colonització).

Saïd va començar a qüestionar-se per què tenim una imatge preconcebuda de l’altre, de com viu, com actua, etc. la qual fa que els altres siguin estranys i perillosos als ulls de l’observador. Va adonar-se que hi havia una diferència notable entre el que ell sentia com a àrab i les imatges o representacions que es tenien sobre el món àrab, les quals trobava irreals, fictícies. A partir de tot això, al 1978 va escriure el llibre “orientalisme” que suposà un gir de 360 graus en com concebíem i havíem concebut “Orient” fins ara.

In the Harem, Gyula Tornai

Quadre on es mostra el concepte d'”Orientalisme”.

L’Orientalisme actua com un gran colador a través del qual Orient és filtrat i encaixat a la consciència Occidental, ja que des d’Occident s’ha volgut racionalitzar tot allò que no és Occidental establint categories ambivalents, és a dir, categories amb un positiu i un negatiu. Per exemple, orient és exòtic i misteriós però alhora és cruel i despòtic. Aquestes categories són ideològiques ja que responen a estereotips mentals (simplificacions de la realitat) que es creen amb una història, tradició de pensament i vocabulari d’Occident.

En realitat totes aquestes categories, com Saïd deia, no es corresponen a la realitat d’Orient sinó que “l’Orientalisme és –i no representa simplement – una dimensió considerable de la cultura intel·lectual i política moderna, i com a tal té menys a veure amb Orient que amb el ‘nostre’ món “[2]

e16e64fe0c39d488edcaa80d350bf7f0

Agrupació de quadres amb el concepte d'”Orientalisme”.

Aquí s’inclou tota una sèrie d’institucions i disciplines que ens ajuden a concretar i constatar (des de la racionalitat que necessita Occident) aquesta imatge de l’alteritat.

Podríem dir, per tant, que l’orientalisme és un discurs basat en la fantasia. Es crea tot un imaginari entorn el món oriental en el que s’oculta un univers d’imatges, deliris, terrors i una exageració sexual, tot en contraposició amb la racionalitat i ordre Occidental. Un món Oriental que s’associa amb l’espiritualitat, l’emotisme, l’exotisme, la sensualitat i la luxúria, un món dominat per la masculinitat i on la dona és presenta com l’ideal masculí.

A les entrevistes veiem que aquest mode de viure racional i lògic d’”Occident” els ha portat a obrir les seves portes a un món que consideren espiritual, emotiu i, en part, també exòtic. D’aquí sorgeix la idea de l’escapisme d’Orient, una via per desconnectar i trobar la tranquil·litat i la pau mental que manca en la vida quotidiana.

Fins i tot algú ens comenta en una de les entrevistes que aquesta pràctica li ha canviat la manera d’entendre el món : “estas clases me hicieron sentir uno con el universo, pues todo lo que había conocido me parecía transcendental. Llegado a ese punto me cambió para siempre, pues desde entonces valoro cada instante, cada ser vivo o material (…), pues me siento unido a ellos”..

L’Orientalisme comporta la divisió del món en dues parts, Orient i Occident, i la seva definició varia segons la posició ideològica de l’agent que té el poder (en aquest cas, Occident). Segons Edward Saïd ni Orient ni Occident existeixen, són meres construccions teòriques o definicions que s’usen com a justificació moral i instrument per la dominació que exerceix (o exercia en l’època colonial) Occident sobre Orient.

Tot i així, l’art marcial de l’Aikido va més enllà d’aquestes imatges d’escapisme i misticitat sovint atribuïdes a l’”Orient”. Hem de ser conscients que la filosofia és el pal de paller, el modus vivendi , de qualsevol art marcial i, alhora, hem de canviar la nostra imatge o visió d’art marcial com un simple mètode de lluita o violència, com en el cas de la boxa, per la imatge d’una art marcial amb uns valors i filosofia que van més enllà de la defensa física.

shutterstock_16645069

Realització d’una projecció d’Aikido a la platja.

Els aspectes fonamentals de la cultura tradicional japonesa, com el respecte pels semblants o la unió amb la naturalesa, s’integren dins de la filosofia de l’Aikido, la qual vol integrar l’individu a l’univers formant un tot, tanmateix moltes de les seves tècniques  estan inspirades en els moviments de lluita cos a cos dels samurai, entre altres, fent així un retorn al passat llunyà, tal com M.Ueshiba transmetia: “Des de temps antics, el profund aprenentatge i valor marcial ha estat les dues rodes del Camí; a través de la pràctica de la Virtut il·lumina el teu cos i la teva ànima”.[3]

images-3

Fotografia del mestre Morihei Ueshiba.

M.Ueshiba volia desenvolupar una art que integrés a l’individu en tots els aspectes, ja fos físic, mental o energètic. En l’Aikido no s’utilitza la paraula enemic ja que aquesta alimentarà el sentit competitiu i farà que quan responguem a l’atac de l’uke (contrincant que rebrà la teva resposta) perdem el respecte cap a ell. És per això que aquesta Art marcial no és un esport olímpic ni té competicions que enfrontin dos aikidoques entre si.

En les entrevistes realitzades trobem una sèrie d’imatges que es van repetint, com per exemple la idea de “créixer” com a persona a través de l’aikido, és a dir aquestes persones són conscients que desitgen cultivar les seves capacitats per a millorar la seva qualitat de vida, el seu objectiu no és fer mal a qui es posi en contra seu.

d2ebd74252d7a56df908684436d6418cAquesta representació col·lectiva de comunió amb la naturalesa, de relacions humanes més nobles o morals sense esperar res a canvi, ve donada perquè en l’aikido s’emfatitza el respecte per la integritat física del rival. Per aconseguir-ho s’apliquen tècniques de dissuasió i evasió de manera que no utilitzem la nostra força per fer mal a l’adversari i així guanyar-lo, sinó que usem la força del propi adversari per projectar-lo cap al terra, “en comptes de fugir [de l’atac de l’adversari] anem al trobament, en comptes de xocar ens integrem”.

005o

Inclinació de respecte entre alumnes i mestre en un dojo d’Aikido.

Més enllà del conjunt de moviments defensius dels que disposa aquest art marcial, comprovem que adquireix unadimensió que va més enllà. Per tant, trobem un conjunt d’elements que units generen un context molt íntim per als que la practiquen, com per exemple el fet d’usar paraules EMIC per als noms de les tècniques que s’usen i la paraula que s’usa al dirigir-te al professor, sensei. Així que es podria dir que tots aquests aspectes “transcendeixen” el fet de practicar l’art marcial i creen una temporalitat, gestualitat, parla i vestimenta característics. Com a resultat d’això, els entrevistats coincideixen en “l’experiència de conèixer gent amb les mateixes inquietuds que tu”.

Un aspecte que ens ha sobtat és la creixent importància de la tecnologia i indústria del cinema a l’hora de difondre art i manifestacions de cultures alienes a la nostra. Això ho hem comprovat a diverses entrevistes, on la majoria seguidors de l’Aikido ens han confessat que el varen conèixer gràcies a xarxes socials o documentals. Tot i així, aquests no han estat els únics canals de difusió. Un entrevistat ens va dir: “los veranos vienen eminencias a ensenyar”, de manera que realment, des del mateix lloc d’origen, també hi ha hagut una clara intenció de difusió d’aquest art marcial. Se’ns menciona a Steven Seagal que és un dels sensei del Aikido més importants, el qual ens demostra que tot i no ser japonès ha aconseguit popularitat tant a l’”Occident” com en el propi “Orient”. A més a més el seu gran renom dins de la indústria del setè art ha ajudat a estendre tant la filosofia com els valors de l’aikido arreu del món a través dels cinèfils, fent de l’Aikido una art marcial amb una creixent popularitat.

Representació cinematografica de l’Aikido (“Occident”).

Demostració d’Aikido a mans dels descendents de Morihei Ueshiba (“Orient”).

Bibliografia

Adell, J. E., Fecé, J., Guarné, B., Propios, C., Selva, M., & Solà, A. (2014). Representación y cultura audiovisual en la sociedad contemporanea. Barcelona: Editorial UOC.

Aikido: Filosofia y práctica. (sense data). Consultat el 14 / 05 / 2015, a Nouvelleage: http://www.nouvelleage.org/

González, J. (sense data). Filosofia del Aikido.

Jhally, S. (Director). (1998). Edward Saïd on Orientalism [Pel·lícula].

(més…)

Read Full Post »